México: 100 años de la Constitución, pobreza y desigualdad

pobrezaenmexico vocesdemujeresxeuagLa Constitución política de Los Estados Unidos Mexicanos cumplirá este 5 de febrero, 100 años de haber sido promulgada. A través del devenir de este siglo, ya no es la misma, es más desde mi punto de vista, ha tenido tantos cambios que en este 2017, estamos en condiciones similares previas a 1917.

De los 136 artículos que conforman la constitución, los artículos 3, 27 y 123, eran los artículos por los que los mexicanos nos sentíamos orgullosos por tener una constitución de avanzada.  Esto último porque eran el soporte de garantías individuales y sociales de todos los mexicanos.

El artículo 3º.  Establecía que la educación básica fuera laica, gratuita y obligatoria. La Reforma Educativa de Peña Nieta sepultó el espíritu del constituyente al modificarla y dejar en letra muerte las garantías de educación gratuita, laica y obligatoria.

El artículo 27 fue modificado en el Sexenio de Salinas de Gortari; lo que era propiedad de la nación como las tierras, las aguas y los recursos del subsuelo, se han ido privatizando  en detrimento de los derechos de los mexicanos, favoreciendo la intervención de las empresas extranjeras.

El artículo 123 que garantizaba el trabajo y la previsión social, al normar los derechos y obligaciones de los trabajadores. Derechos como los horarios máximos de 8 horas, las horas extras, reparto de utilidades, los días de descanso, el derecho de huelga  y la seguridad  social de la atención médica para el trabajador y su familia; prácticamente se han perdido con la Reforma Laboral promulgada por Felipe Calderón en noviembre de 2012.

 

Solamente que sirvan de ejemplo estos tres artículos que se han modificado y que han trastocado la vida política, social, laboral de toda la sociedad mexicana.

Los cambios que se han efectuado a nuestra constitución. Más de 700 modificaciones, han sido para apuntalar el modelo neoliberal que hasta estos días, en México de los 119 millones 530 mil 753 habitantes que somos, según el censo 2015 del INEGI, 55 millones 300 mil habitantes se encuentran en la pobreza, y 11 millones 400 mil  habitantes viven en pobreza extrema, según las cifras del CONEVAL, publicadas en 2015.

Este modelo neoliberal, que ha marcado los cambios que se han dado en nuestra constitución están llevando a aumentar la brecha de desigualdad en todo el mundo, y en el caso de nuestro país es notorio, cuando el 50% de nuestra población está en la miseria.

En el informe de OXFAM, en el Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, titulado: “Una Economía Para el 99%” alerta sobre los peligros que conlleva la desigualdad.
Que como dijo Obama en la ONU en el 2016, “Un mundo en el que el 1% de la humanidad controla tanta riqueza como el 99% más pobre nunca será estable”. Las cifras mostradas por OXFAM son contundentes.

  •  Desde 2015, el 1% más rico de la población mundial posee más riqueza que el resto del planeta.

  • Actualmente, ocho personas (ocho hombres en realidad) poseen la misma riqueza que 3.600 millones de personas (la mitad de la humanidad).

  • Durante los próximos 20 años, 500 personas legarán 2,1 billones de dólares a sus herederos, una suma que supera el PIB de la India, un país con una población de 1.300 millones de personas.

  • Los ingresos del 10% más pobre de la población mundial han aumentado menos de 3 dólares al año entre 1988 y 2011, mientras que los del 1% más rico se han incrementado 182 veces más.

  • El director general de cualquier empresa incluida en el índice bursátil FTSE 100 gana en un año lo mismo que 10.000 trabajadores de las fábricas textiles de Bangladesh.

  • Un nuevo estudio del economista Thomas Piketty revela que en Estados Unidos los ingresos del 50% más pobre de la población se han congelado en los últimos 30 años, mientras que los del 1% más rico han aumentado un 300% en el mismo periodo.
  • En Vietnam, el hombre más rico del país gana en un día más que la persona más pobre en diez años.
  • 
Si sigue esta tendencia, el incremento de la desigualdad económica amenaza con fracturar nuestras sociedades: incrementa la delincuencia y la inseguridad.
  • La misma organización de OXFAM menciona en cuanto a México, que nos encontramos en el 25% de los países con mayor desigualdad en el mundo y uno de los de mayor desigualdad en la OCDE.
  • El 1% de la población recibe 21% de ingresos de todo el país, esto quiere decir que se ha privilegiado a unos cuentos en detrimento de la mayoría, la riqueza de los cuatro más rico de México representa el 10% del PIB del país.

Los cambios constitucionales, únicamente han empeorado la situación económica , política, laboral y social de los más pobres.

Por todo ello, a 100 años de la promulgación de nuestra “Carta Magna”, es necesario por razones éticas, sociales, morales, políticas y las que se quieran, un nuevo constituyente para que tengamos una nueva constitución que cambie el rumbo del país y construyamos un México más igualitario.